BENEFICIOS

  • Optimiza el funcionamiento de los órganos mejorando la salud:

Esto es debido al restablecimiento del flujo del ki por los meridianos. El shiatsu considera que el cuerpo físico, la mente y las emociones están unidas

  • Aumenta el riego sanguineo con lo cual nutre el sistema muscular:

El shiatsu también es bueno para trastornos del sistema musculoesquelético porque actúa directamente sobre los tejidos afectados. Por tanto es efectivo en tratamientos de dolor de espalda, rigidez de cuello, hombros y dolores articulares, así como en los tejidos (congestión sinusal, trastornos de la piel) en los órganos internos (muchos trastornos del intestino y enfermedades relacionadas)

  • Beneficia el estado emocional, equilibrando el sistema nervioso:

El shiatsu, por tanto es muy eficaz tanto solo como combinado con otras modalidades de tratamiento para enfermedades donde los trastornos o la inquietud emocionales constituyen un factor fundamental.

Mientras que esto puede incluir enfermedades relacionadas con el estrés como: Insomnio, ansiedad, depresión, tensión muscular, cefaleas, trastornos digestivos, disfunciones menstruales, defensas bajas.

  • Ayuda a eliminar sustencias de desecho, estimulando la circulación.

Ayuda a mantener flexibles los vasos sanguíneos previniendo, de esta manera, el envejecimiento de las arterias. Mejora la circulación de retorno, regula la tensión arterial y ayuda a eliminar toxinas

  • Ayuda a paliar los transtornos digestivos:

La aplicación del shiatsu en la zona abdominal ayuda a mantener los órganos y vísceras flexibles, lo cual permite un mejor funcionamiento de estos

  • Inhibe o disminuye el dolor:
La terapia de Shiatsu Zen es capaz de eliminar dolores ya que por el estímulo de presionar diferentes partes del cuerpo se consigue producir la endorfina que es el analgésico natural del cuerpo.